miércoles, 26 de noviembre de 2014

Los 3 príncipes de cuento que me caen mejor versus los 3 que me caen peor

No apto para cardíacos y fanáticos


¡Hola a todos! En esta ocasión les comparto mis impresiones sobre 6 príncipes de cuento, unos que me gustan y otros que no tanto. El motivo: ver demasiadas imágenes de príncipes y leer sobre los estereotipos de hombres que se han formado gracias a los cuentos. Les digo que algunos de estos chicos de los cuentos ¡valen la pena! y otros no tanto, solo que cuando somos niños cualquier cosa nos parece encantadora. 

Aclaro: NO son los 6 de la foto jeje, es que fue la imagen que me pareció más bonita. 




Opinión basada en impresiones ya que en los cuentos todo es muy subjetivo. No apto para niños, ya que no evaluaré a unos príncipes desde una perspectiva fantasiosa. Recuerden que aunque en este blog comparto cuentos, no está dirigida a niños. 

¡Los mejores!


1)  El príncipe del cuento “Piel de asno” de Charles Perrault

Escena del anillo en la película

Siento atracción hacia este príncipe, me parece muy tierno la manera en que somatiza su amor por la chica, ya que si leyeron el cuento, él se enferma "de amor". El tipo tiene una intuición con la muchacha a la que le dicen piel de asno y hace lo posible para demostrar que ella es la persona de la que se enamoró. El comienzo de este cuento es WTF, pero el final es muy especial. Este chico, aunque es medio intruso con eso de que iba pasando "tipo casual" por ahí, vale la pena y me gusta que su familia no sea gente loca y malvada como en la mayoría de los cuentos.

Escena del príncipe hablando con su mamá (Él es tan tierno):

"-Señora -le dijo por fin el príncipe, con una voz muy débil- no soy tan desnaturalizado como para desear la corona de mi padre; ¡quiera el cielo que él viva largos años y me acepte durante mucho tiempo como el más respetuoso y fiel de sus súbditos! En cuanto a las princesas que me ofreces; aún no he pensado en casarme; y bien sabes que, sumiso como soy a sus voluntades, los obedeceré siempre, a cualquier precio."



2) El príncipe del cuento “El porquerizo” de Hans Christian Andersen

El "porquerizo" con la princesa

Este tipo tuvo una actitud demasiado “Like a boss” y por eso me encanta, no es el típico príncipe salvador y enamoradizo, es un chico centrado y que sabe lo que quiere. Él es consciente de que no tiene el reino más grande, pero decide dar lo mejor de si mismo para conquistar a la joven con la que desea casarse que termina siendo ¡Una verdadera pretenciosa! Así que decide darle una lección. Yo creo que si la joven hubiese resultado amable y no tan infantil el final del cuento habría sido otro, pero con el desarrollo de la historia un final "y vivieron felices..." no tendría sentido. 

Cita textual del texto, escena del rechazo:

"-He venido a decirte mi desprecio -exclamó él-. Te negaste a aceptar a un príncipe digno. No fuiste capaz de apreciar la rosa y el ruiseñor, y, en cambio, besaste al porquerizo por una bagatela. ¡Pues ahí tienes la recompensa!".





3) El príncipe de "La cenicienta"

Escena de la clásica película de Disney

Lo más loco de este listado es poner a este príncipe, pero extrañamente me agrada. El cuento de La cenicienta está entre los que menos me gustan. Esta historia inaugura el drama novelero de la actualidad, la chica pobre que es salvada de la miseria por el príncipe encantado. Claro, la chama tiene que ser hermosa, nada de feas, pero hay que entender el contexto histórico de la época. 

El chico de esta historia tiene un gesto parecido al del príncipe de "Piel de Asno" con la búsqueda de su amor por medio de una zapatilla de cristal que la muchacha dejó olvidada en la fiesta. Además, por lo que se puede inferir del texto el joven es respetuoso, amable, decidido y no tiene mucho rollo en casarse con una chica con una clase social distinta a la suya. 

Aunque no me guste el cuento, el príncipe sí que vale la pena. 

Cita textual en la escena de la fiesta 

"El príncipe salió a recibirla, y tomándola de la mano, bailó con ella. Y es el caso que no quiso bailar con ninguna otra ni la soltó de la mano, y cada vez que se acercaba otra muchacha a invitarlo, se negaba diciendo: "Ésta es mi pareja."





¡Los peores!


1) El príncipe de "La princesa y el guisante" - Cuento de Christian Anderson


La famosa prueba para descubrir si es una verdadera princesa


Este príncipe simplemente me cae mal. Puff ¿Qué le pasa a este pana? Quiere conseguir a la princesa ideal y ¡hasta hace una prueba absurda! Amigo, en la vida real nadie querría casarse con un personaje tan absurdo como tú que anda discriminando gente por su clase social. Sinceramente das pena, en mi cuento acabarías casado con una muchacha humilde de la que te enamoraste, entonces la moraleja cambiaría demasiado. Tremendo no y no para ti. La prueba es para comprobar si la chica es una verdadera princesa, porque el señor está empeñado en casarse con una, no puedo considerar su actitud como una "lucha por amor". 


2) El príncipe de “La bella durmiente del bosque”


Eres el peor príncipe que he conocido en el mundo de los cuentos ¡Te pasaste! Tu forma de conquistar es aprovecharte de una pobre muchacha dormida. En ninguna versión del cuento me caes bien, en una ocultas a la princesa de tu madre, en otra de tu esposa, en otra abusas de ella y por eso termina teniendo 2 muchachos que no se busco, aunque dice que es "muy feliz". Eres un mal, mal príncipe de cuentos. NEXT.



3) El príncipe de "El Rey cerdo" de Giovanni Francesco Straparola (versión de "La bella y la bestia)

Escena de la obra


Yo amo el cuento de la bella y la bestia, pero esta es una de las bestias que menos me gusta, el tipo es ¡un asesino de mujeres! No me gusta para nada este personaje, aunque al final resulte ser de lo más bello (físicamente) y sean felices no puedo dejar de pensar "¿Y a las hermanas que asesinó?". Sí, sí, ya sé que es un cuento y todo debe estar exagerado pero en serio que este príncipe es demasiado para mi cabecita.


*****************************************


¡Ahora! Comparto con ustedes los links de los cuentos aquí mencionados. Algunos ya los he montado en este blog, pero otros están en el viejo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario