domingo, 4 de enero de 2015

Cuento: El narrador

Oscar Wilde

Simple y genial. No es extraño si viene de Wilde.


***
Había una vez un hombre a quién todos querían porque contaba historias muy bonitas. Diariamente salía por la mañana de su aldea, y cuando volvía al atardecer, los trabajadores, casados de trajinar todo el día, se agrupaban junto a él y le decían:

-¡Anda, cuéntanos lo que has visto hoy!

Y él contestaba:

-He visto en el bosque a un fauno que tocaba la flauta, y a su alrededor muchos enanitos con sus gorras de colores, bailando alegremente.

-¿Qué otra cosa viste?- le preguntaban los hombres, que no se cansaban de escucharlo.

-Cuando llegué a la orilla del mar ¡A que no se imaginan lo que vi!

-No, no podemos imaginar nada. Cuéntanos lo que paso a la orilla del mar.

-Pues vi a tres sirenas, sí señores, a tres sirenas que con un peine de oro peinaban sus cabellos verdes.

Y los hombres lo amaban, porque les contaba hermosas historias.

Una mañana salió de su aldea como todas las mañanas, pero cuando llegó a la orilla del mar vio a tres sirenas, que al borde de las olas peinaban sus cabellos verdes con un peine de oro. Y cuando llegó al bosque vio a un fauno que tocaban la flauta, mientras enanitos bailaban a su alrededor.

Esa tarde, al volver a su aldea, los trabajadores le dijeron como de costumbre:

-¡Anda, cuéntanos lo que has visto hoy!

Y él contestó:
-Hoy no he visto nada.

FIN


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Buscador de cuentos!