lunes, 23 de febrero de 2015

Terror: El túnel



***
A mi mejor amigo y a mí nos encantan las historias de terror, formamos un pequeño club llamado “Los fanáticos” porque adorábamos obsesivamente lo que hacíamos: contar historias que dieran miedo. En nuestro pueblo hay un túnel y hace unos 15 años ocurrió un accidente. Un bus escolar se salió descontrolado de la vía y fue a estrellarse contra el túnel. 

El túnel fue cerrado por remodelaciones hace algunos años, aunque las malas lenguas dicen que el alcalde de la ciudad tuvo un encuentro fantasmagórico que lo dejo tan atónito que quiso cerrar el túnel y se creó otra vía alternativa para los viajeros. Yo quería ir pero mi amigo tenía miedo. Al final fuimos a pie porque el túnel no era transitable y además no teníamos automóviles, apenas llegábamos a los 12 años.

Mi amigo temblaba muerto de miedo, le dije: toma mi mano y así juntos entramos al túnel. Su mano me apretaba fuerte demostrando lo asustado que estaba por estar allí, percibí que se pegaba más a mí. Que asustadizo es-pensé. Estuvimos mucho rato allí, pero no pudimos sentir nada, estaba comprobado, los fantasmas de ese lugar no eran reales.

Salimos del túnel y sentí que mi amigo me soltaba la mano, me distraje y lo perdí de vista, seguro estaba apurado porque ya casi era de noche y odiaba llegar tarde a su casa. Yo seguí mi rumbo y me fui caminando por una calle de tierra, del túnel al pueblo que no quedaba tan lejos.

Al llegar a mi casa, allí en la reja de la entrada estaba mi amigo y pregunto inocentemente “¿Cómo te fue?” lo mire desconcertado y dije: Tú estuviste allí, debes saberlo. Mi amigo puso cara de desconcierto y me respondió con mucha sinceridad: Fui a acompañarte, pero me dio mucho miedo y me fui, tú no te diste cuenta porque estabas muy emocionado y luego entraste solo al túnel.

Mi piel se puso pálida, si había estado solo en el puente ¿De quién era la mano que había sostenido?


C.V.R.W

No hay comentarios:

Publicar un comentario